El transporte de mercancías por vía marítima es uno de los más denostados por algunas de sus características. Las infraestructuras de los puertos, las huelgas de cargadores, los costes y la escasa velocidad son algunos de los motivos por los que, a pesar de ser una forma muy tradicional de transportar mercancías, presenta inconvenientes que no siempre se quieren asumir.

Sin embargo, es importante reconocer que también cuenta algunas ventajas frente al transporte aéreo, su principal competidor, sobre todo en lo que se refiere a los trayectos nacionales entre la península y las islas. Veamos cuáles son las ventajas y desventajas.

Ventajas del transporte por mar

El transporte de mercancías en barco posee sus ventajas, pero siempre depende del tipo de material del que estemos hablando. No obstante, hay algunas características que lo convierten en la única solución.

  • Capacidad de almacenaje: los barcos son los medios de transporte que permiten trasladar más cantidad de materiales, frente a los ferrocarriles, los aviones y los camiones.
  • Fletes competitivos: los fletes marítimos son muy competitivos y baratos. El único problema puede venir son los añadidos como los recargos por combustible y otro tipo de gastos, pero aún así representan una forma más económico de superar largas distancias.
  • Estabilidad: las condiciones climáticas pueden alterar y retrasar la salida de un avión, pero en un barco puede desenvolverse con mayor facilidad en cortos espacios de tiempo.
  • Flexibilidad de materias transportables: a diferencia de un avión, donde no se podrán cargar líquidos, petróleo y artículos peligrosos, el barco es la única posibilidad económica que nos queda para el transporte de determinados materiales.

Ventajas y desventajas del transporte marítimo

Desventajas del transporte por mar

Frente a las ventajas, hay que reseñar también algunos inconvenientes, que son los que todos conocemos y hacen que se resienta el mercado del transporte en un barco porta-contenedores.

  • La falta de accesibilidad de los puertos: muchas zonas portuarias, sobre todo de países lejanos, no están bien preparadas en cuanto a sus infraestructuras. Además, el traslado del puerto al lugar de destino puede conllevar problemas de seguridad o pérdida.
  • La frecuencia de los trayectos: si un avión regular puede salir todos los días, los buques tardan más tiempo en estar preparados y en condiciones de hacerse a la mar.
  • La escasa velocidad: frente a los aviones, el barco es un medio de transporte mucho más lento.

¿Qué otras ventajas y desventajas conoces del transporte marítimo? ¿Cuándo recomiendas su uso para el transporte de mercancías?