Se ha notado a lo largo de estos últimos años un aumento progresivo en cuanto a los viajes en crucero. Muchos años atrás, era un tipo de viaje limitado a personas de alto poder adquisitivo, peor hoy en día, es un lujo que muchos se pueden dar, ya que dependiendo de la travesía y la naviera, puede ser mucho más barato que los viajes tradicionales.

Viajes en cruceros

Por lo tanto, ante el precio asequible, vale destacar algunas de las ventajas de viajar en crucero:

Comodidad: Bastará buscar la naviera que más se adapte a tus necesidades, en relación a las actividades y el recorrido del navío. La comodidad radica en que no tenemos que estar buscando hoteles en cada una de las ciudades en las que estemos con todo lo que ello implica, es decir, armar y desarmar maletas cada vez, el tiempo que perdemos viajando de tren a aeropuerto y demás, entre otras cosas. En cambio el crucero es el hotel flotante, el transporte y los restaurantes, todo en uno.

Ciudades: Para evitar lo anteriormente mencionado, por el tiempo y el dinero que se gasta en estar cambiando de ciudad, solemos elegir uno o dos lugares por viaje. El crucero, al navegar día y noche, nos llevará a ciudades de distintos países por lo que podremos conocer los puntos más importantes en cada uno de ellos, disfrutar de excursiones totalmente diferentes y mientras nos vamos trasladando de un lugar a otro, en vez de estar preocupándonos por las maletas y no perder el vuelo, estaremos descansando en la piscina con el sonido de las olas de fondo.

Actividades: Como mencioné anteriormente, sería interesante antes de elegir un viaje, averiguar qué servicios y actividades ofrece el navío, porque dependiendo de las edades de los viajeros conviene uno u otro crucero. Todos presentan gran variedad de actividades por lo que uno no se puede aburrir, pero cada naviera tiene un estilo propio. En ellos podrás encontrar por ejemplo, un simulador de fórmula uno, piscina con olas para hacer surf, minigolf, gimnasio, biblioteca, casino, sala de videojuegos, spa, cine, teatro, es decir que hay de todo.

Niños y adolescentes: Todas las navieras cuentan con personal capacitado para el cuidado de nuestros niños, además de actividades adaptadas por edades, de modo que ningún integrante de la familia se aburra. Los adolescentes, además de las atracciones arriba mencionadas, también cuentan con una discoteca para ellos, juegos y mucho más.

Precios: Los precios al igual que los hoteles, varían dependiendo del recorrido y el navío, pero existen también promociones, el famoso Todo Incluido o simplemente los Cruceros Baratos de Última Hora, con lo cual el viaje podría llegar a costar realmente muy poco.