Existe un proceso en logística denominado “carga y estiba” tremendamente importante en el transporte de mercancías por mar. Puede aplicarse tanto al transporte marítimo como aéreo o terrestre, ya que básicamente se trata de coordinar la subida de la carga a bordo del vehículo, sea un buque, una aeronave o un ferrocarril.

Para este ejercicio se utilizan equipos móviles, ya preparados en los puntos de carga, con el fin de mejorar la eficacia de los procesos.

Si hablamos particularmente del transporte marítimo, los procesos de estiba poseen unas características muy particulares. En este artículo vamos a enseñarte en qué consiste por qué es importante que un operador logístico trabaje de forma profesional esta fase del proceso.

¿En qué consisten los procesos de carga y estiba?

En el transporte por mar, todo proceso de carga y estiba estará fundado sobre dos ejes: la seguridad y la planificación. Si no se planificaran estos aspectos, podrían producirse fácilmente accidentes durante el trayecto, retrasos inusitados durante los procesos de carga y un total descontrol sobre el mantenimiento del buen estado de la mercancía en el momento de recibirla.

qué es el proceso de carga y estiba

1. Seguridad

Cuando hablamos de seguridad, no solamente nos referimos a la de las mercancías, que no deben resultar dañadas a la hora de trasladarse a la embarcación. También es importante cuidar de la seguridad a bordo del barco portacontenedores, tanto de los tripulantes como del capitán del naviero, ya que un mal desarrollo logístico puede afectar a su seguridad personal durante el viaje.

Por ejemplo, en lo que se refiere a la distribución de la carga en el buque. Si se distribuyen de manera errónea los productos, que pueden tener un alto peso, podría desestabilizarse el barco durante el trayecto y afectar no sólo a la seguridad del barco. Decimos que el barco tiene escora o se inclina hacia un lado. También es importante que los calados no sean demasiado altos, ya que esto afectaría a una correcta maniobrabilidad del buque.

2. Planificación

Todo el proceso de carga y estiba implica una previa planificación de cada uno de los espacios del buque, crear el llamado “plano de estiba” con todos los datos de volumen y peso de los contenedores y preparación previa de las bodegas del barco. Sin un amplio conocimiento del barco, el proceso de carga de la mercancía se desarrollaría de forma lenta y descoordinada.

Ya sea que tu empresa necesite transportar productos de alto volumen y peso, como automóviles o maquinaria industrial, o te dediques a la distribución de productos orgánicos a granel, un buen operador logístico dedicado al transporte marítimo debería garantizar que se vigilarán al máximo los estándares de calidad mínimos para evitar posibles incidencias y retrasos durante los trayectos.

Si te ha gustado este artículo, me gustaría ahora leer tus comentarios.