Si viajamos a bordo de una pequeña embarcación y tenemos problemas en alta mar podemos utilizar una serie de señales de seguridad náutica que harán que las personas o barcos más próximos puedan identificar nuestro problema de forma rápida y por tanto enviarnos la ayuda que nos hace falta.

Pequeña embarcación

Enumeramos algunas de las señales que podemos hacer para alertar a terceros que estamos en situación de peligro en alta mar:

  • Los cohetes son sin duda la opción más visible (sobretodo en verano) por eso es conveniente que llevemos algunos a bordo (además de un mechero o cerillas) para de esta forma mostrar nuestro paradero si nos perdemos o tenemos problemas.

  • Las linternas nos ayudarán a mandar mensajes encriptados, ya que dependiendo del número de segundos que tardemos en encender y apagar el aparato podremos decir un mensaje u otro.

  • Si tenemos problemas en nuestra barca pero estamos cerca de la orilla y por tanto podemos ser vistos sin problemas lo más efectivo será gritar (si tenemos un megáfono mucho mejor) y agitar los brazos para de esta forma informar que necesitamos ayuda.

  • Las radios son una gran aliada en estos casos y si contamos con señal podremos pedir ayuda de forma rápida y segura.

  • Una lona de color naranja extendida sobre la embarcación ayudarán a los equipos de seguridad náutica y salvamento a localizarnos desde el aire.

Y es que aunque parezca algo insignificante, una linterna o un cohete puede salvarnos la vida si nos perdemos en alta mar o tenemos problemas que no nos permiten comunicarnos de otra manera. Por tanto, a la hora de subirnos a una barquita para pasar un agradable día no escatimemos en seguridad náutica y metamos un par de bultos más en nuestras mochilas.