Si tenemos un pequeño barquito y ya hemos obtenido la acreditación para poder conducirlo seguro que podremos disfrutar de increíbles amaneceres y atardeceres en alta mar, olvidándonos de los problemas y centrándonos en la espectacular imagen que estamos viendo.

Es importante saber, sin embargo, que para salir a navegar debemos saber por lo menos un par de normas básicas sobre seguridad náutica y aunque lo más seguro es que nos las hayan enseñado en el lugar donde hemos obtenido el permiso para conducir una embarcación, nunca está de más hacer algún cursillo donde aprender nociones sobre primeros auxilios y extinción de incendios, por ejemplo.

Existen multitud de centros donde podremos realizar estas clases, reforzando por tanto nuestro papel de patrón y asegurándonos de esta forma que cumplimos los requisitos de navegación y seguridad náutica imprescindibles.

Cursos básicos sobre seguridad náutica

Enumeramos algunas de las nociones que deberíamos saber:

– Primeros auxilios básicos: como curar una herida leve o de gravedad media, uso del botiquín, uso de manta térmica, reanimación del enfermo, como mantener la calma ante un accidente, etc.

– Extinción de fuegos: Es imprescindible que nuestro barco (sea grande o pequeño) cuente al menos con un extintor que pueda sofocar un posible fuego tanto en cubierta como en el interior de la nave. Sin embargo si no sabemos como utilizarlo puede no servirnos de nada y por tanto es importante que sepamos nociones básicas sobre su uso, funcionamiento y los tipos de extintores que existen (los hay específicos para determinados fuegos y lugares).

Y es que estos dos conceptos, por innecesarios que parezcan son de vital importancia cuando nos encontramos en alta mar y no está de más que si deseamos navegar cumplamos con las normas básicas de seguridad náutica que nos ayudarán a que tanto nosotros como nuestros acompañantes viajemos de forma segura.